5 disponibles

Los medieros tenían razón

En Extremadura, una de las mayores explotaciones del río Tiétar, con quinientas hectáreas de regadío y cerca de ochocientas adehesadas de encinar y pastos. Dispone para sus riegos de embalse propio. Habitada en principio por más de cien familias de aparceros (llamados allí medieros), la mayoría nacidos en la famosa, fértil y hermosa zona de La Vera en la provincia de Cáceres.

Son los años sesenta del siglo pasado. Un joven perito agrícola llega a la finca para dirigirla y mejorarla. El viejo encargado se va… El perito cuenta el discurrir de los casi cinco años que permanece allí. Describe las vidas y las obras de los medieros, sus trabajos, penas y alegrías, sus huelgas y relaciones con el dueño. Familias enteras dedicadas por entero a su trabajo. Allí, como en un pueblo, hay economato, escuelas y maestros titulados de niñas y niños, una furgoneta para viajar a Plasencia, una capilla con misa los domingos…

En a historia se describen las dedicaciones principales como el cultivo y recolección del algodón, del tabaco y del pimiento para pimentón. También cuenta cómo mejora el rebaño ovino hasta hacerlo excepcional. Hay datos económicos y técnicos, anécdotas de propios y extraños, de personas y animales, de dueños y de empleados… que quizás algunos hoy podrán reconocer o recordar.

Al finalizar el año 1967 el perito deja la finca muy a su pesar. Deja huella de su pasado por los avances logrados, pero los medieros de la finca dejan huella en él.

Características

Información adicional

Peso 0.417 kg
Dimensiones 15 × 23 cm
ISBN:

Autor:

Editorial:

Número Páginas:

288

Año:

Edición:

Temática:

Encuadernación:

Alto:

Ancho:

Peso:

,

Formato:

Estado:

Nº Referencia

87

16,35

5 disponibles

¿QUÉ OPINAN NUESTROS CLIENTES?

Comentarios

Sé el primero en valorar “Los medieros tenían razón”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This
Tu Cesta