¡Oferta!

8 disponibles

El Espíritu de Dios

La Acción. Dice Jesucristo (San Mateo 25,34): Venid benditos de mi Padre y tomad posesión de mi cielo, que os está preparado desde el principio del mundo: porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me distéis de beber, era peregrino y me recogisteis, estaba desnudo y me vestisteis, estaba enfermo y en la cárcel y me visitasteis…

La Palabra. Dijo Jesucristo a santa Faustina: Para los que dan a conocer mi misericordia, a la hora de la muerte, no seré juez, sino Salvador misericordioso. Y los protegeré durante toda su vida, como una madre protege a su hijito recién nacido. No serían tantos los que se condenan, si los pecadores conocieran mi misericordia.

La Oración. Dijo Jesucristo a santa Faustina: La oración por los pobres pecadores es siempre escuchada. Dijo la Virgen en Fátima a Lucía: Hay muchas almas que van al infierno porque no hay quien rece por ellas

Características

Información adicional

Peso 0,200 kg
Autor:

Editorial:

Nº Referencia

168

5,00

8 disponibles

¿QUÉ OPINAN NUESTROS CLIENTES?

Comentarios

Sé el primero en valorar “El Espíritu de Dios”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This
Tu Cesta