4 disponibles

Educar no es domesticar. Educando desde la libertad, en libertad y para la libertad.

(1 valoración de cliente)

En todo momento procura distinguir lo educativo y la enseñanza como dos realidades inseparables pero diferentes. En particular procura que no se identifiquen necesariamente los términos “educación” y “escolarización”.

A lo largo de las páginas, salpicadas de numerosos hechos reales vividos en primera persona por el autor, se presenta el hecho educativo como algo de enorme trascendencia en la vida con el que se deben detectar, tener en cuenta y satisfacer las necesidades educativas personales.
Presenta un horizonte alejado de todo colectivismo e individualismo, que considera
profundamente despersonalizadores y auténticos cánceres del cuerpo social.

Para educar, en el sentido más profundo y noble de la palabra, es necesario que educadores y educandos tengan muy claros los objetivos que pretenden y que la actividad se desarrolle desde la libertad, en libertad y para la libertad.

Acaba proponiendo al educador que actúe de forma que los hijos o alumnos deseen imitarlo.

 

El autor hace un amplio recorrido a través de diversas situaciones, conceptos, principios y buenas, o no tan buenas, prácticas educativas y escolares y nos va llevando hacia reflexiones personales que nos mueven a asumir el protagonismo que podemos, y debemos, ejercer.
En todo momento procura distinguir lo educativo y la enseñanza como dos realidades inseparables pero diferentes. En particular procura que no se identifiquen necesariamente los términos “educación” y “escolarización”.
A lo largo de las páginas, salpicadas de numerosos hechos reales vividos en primera persona por el autor, se presenta el hecho educativo como algo de enorme trascendencia en la vida con el que se deben detectar, tener en cuenta y satisfacer las necesidades educativas personales.
Presenta un horizonte alejado de todo colectivismo e individualismo, que considera
profundamente despersonalizadores y auténticos cánceres del cuerpo social.

 

Para educar, en el sentido más profundo y noble de la palabra, es necesario que educadores y educandos tengan muy claros los objetivos que pretenden y que la actividad se desarrolle desde la libertad, en libertad y para la libertad.

Acaba proponiendo al educador que actúe de forma que los hijos o alumnos deseen imitarlo.

Características

Información adicional

Peso 0.549 kg
Dimensiones 1.4 × 17 × 24 cm
ISBN:

Autor:

Editorial:

Número Páginas:

286

Año:

Edición:

Encuadernación:

Alto:

Ancho:

Peso:

Formato:

Estado:

Nº Referencia

1305

17,31

4 disponibles

¿QUÉ OPINAN NUESTROS CLIENTES?

(1 valoración de cliente)

1 valoración para Educar no es domesticar. Educando desde la libertad, en libertad y para la libertad.

  1. profe

    ¡¡¡¡EDUCARRRRRRR….!!!!

    Hazte con este libro o al menos escucha a su autor, te animará a hacerlo https://www.youtube.com/watch?v=RJYtRRJHpNE

Agrega una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This
Tu Cesta