Ningún producto

Envío gratuito! transporte
0,00 € Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos: (tasas incluídas)
Total envío: (tasas incluídas) Envío gratuito!
Total (tasas incluídas)
Continuar la compra Ir a la caja

Lo que vi en América

Al comprar este producto puede obtener hasta 18 puntos de fidelidad. Su carrito totalizará 18 puntos que se puede(n) transformar en un vale de descuento de 0,90 €.


00591

Nuevo

(Re)descubriendo de América de la mano de G. K Chesterton.

3 Artículos

18,00 €

Productos relacionados

Lo que vi en América <p align="left">En algún lugar cuenta Chesterton la historia de aquel hombre que salió de viaje y fue tan lejos, tan lejos, que llegó a su propia casa. Si el principal motivo  para viajar es la curiosidad no hay más remedio que conceder que Chesterton debió ser un gran viajero pues fue siempre un gran curioso. Claro que a alguien de su inmensa capacidad, para conocer en toda su profundidad el mundo le bastaba acaso con hacer un viaje alrededor de su cuarto.</p> <p>Chesterton no fue nunca un buen turista pero sí un excelente viajero, al menos en el sentido de que nunca pudo quedarse quieto. <em>Lo que vi en América</em>, originariamente publicado en 1922 y ahora por primera vez traducido al castellano, es un apasionante relato de sus visiones y reflexiones de los Estados Unidos, tanto por lo que nos cuenta el autor sobre ese país, como por lo que nos cuenta de sí mismo. Desde los primeros párrafos del libro asistimos ya, asombro y maravilla, a la interminable y deslumbrante catarata de sus juegos de ingenio.</p> <p>Leer a Chesterton tiene mucho que ver con ser un niño y asistir una noche estrellada de verano a un espectáculo de fuegos artificiales. Cada una de sus frases y, lo que es casi lo mismo, de sus paradojas, encierra la misma fogosidad y deslumbramiento que las bengalas que ascienden hacia lo alto y estallan con estruendo en luces de mil colores. Y si son artificiales, lo son sólo en el sentido de ser verdadero arte, es decir vida, nunca en el desmayado sentido de ser meramente artificiosas.</p> <p> </p>
17,31 €